Empezó como un juego. Rescataba algo, pensamientos, obsesiones, lecturas. No es muy interesante en sí mismo, pero era un ejercicio de indagación, algo parecido a una literatura documental que arrastra cierta aproximación a la escritura.

Un día todo cambia. Este impulso empieza a declinar. De pronto, te cuesta escribir. ¿Es esto un diario? ¿Para qué escribes un diario, esta deambulación? ¿Para guardar uno de esos días de inesperada felicidad?

.

.

Créditos: Cuando vemos la escritura temblar, de Sergio Chefej

Anuncios

Esta galería contiene 1 foto

Hoy contamos con la Coordenada de Chema Langa desde el Machu Picchu y las Postales sonoras de María González, desde Segura de la Sierra; Javier Cámara y Fernando Sánchez Caballero, desde Roma; Lara López desde el Womad de Las Palmas y Fernando Palacios desde la Academia de Música Arcos de Madrid. Los Poemas por poetas …

Leer Más

Hay algo invisible en esta luz, un roce en el claro, en la blancura, en el cielo aire si acaso que, desde muy adentro, lo enciende, latiendo aún el rastro de la noche. En apariencia, nada sucede y, sin embargo, todo vive. En la quietud, el río ignora el agua del río, voz que apenas oye lo que en su entrega dice. En la mañana, en los verdes sauces, es mayo que ciñe a su palabra un canto prendido a un ramo de silencio.

.

[Publicado en Liberoamérica, 23/05/2018]

Imagen: El embarcadero de Chapultepec, Ramón Gaya.

La puesta de sol. Los prados ardiendo.

El día perdido, perdida la luz.

¿Por qué amo todo lo que huye?

— Mark Strand

.

En la tarde es domingo, sedimenta la luz sobre los campos, a cielo abierto, entre las cosas, y es abril esta calma quieta un momento antes del vuelo de los vencejos, antes del canto, que pasa y queda y, como las huellas del pájaro en la orilla, habrá de desaparecer.

.

[Publicado en Liberoamérica, 12/04/2018]

.

.