Una memoria capaz de doler

Hace unos días terminé de leer El vano ayer (Seix Barral), la novela de Isaac Rosa, que no deja de ser es una reflexión de la memoria como lugar de partida a las preguntas. En este sentido, se trata de un texto poliédrico, que indaga en los modos en los que es recordado el franquismo. Un texto que se dice y se desdice, en constante diálogo con el lector y en permanente conflicto consigo mismo.

Al poco de empezar a leerla, te das cuenta de que esta no es otra novela sobre el pasado reciente. Aquí la cosa se adensa, acumula capas. Aquí se desnudan y exponen los moldes y mecanismos narrativos de los que están hechas las habituales aproximaciones al tema: su made in. Aquí al lector se le otorga la capacidad de decidir si los acepta o no.

Lees novelas así y  te dices que si la historia y el presente están hechos de sedimento y pasado, esta novela también. Te dices que aún, en cada una de sus capas, hay un pasado que cuesta mirar. Te dices que, sin duda, Isaac Rosa es un autor a seguir y a tener en cuenta entre los escritores de su generación. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s