archivo

Archivos Mensuales: octubre 2013

Como dicen por ahí, es curioso cómo en ocasiones las nuevas capacidades tecnológicas aplicadas a la edición permiten la recuperación de verdaderas joyitas librescas. Este es el caso de Las Pequeñas (Editorial Morsa), un cuaderno creado en 1957 e inédito hasta hace bien poco. Su autor, Jesús Fernández Arellano, fue un dibujante con cara de buen tipo que mantuvo una trayectoria alejada de los círculos artísticos. A día de hoy, el libro se considera el primer antecedente de la novela gráfica española y una de las publicaciones más destacadas de 2013.

las pequeñasEn fin, a mi todo esto me parece apasionante. La historia de este libro me resulta apasionante. Con casos así, cuesta creer que se pueda llegar a perder, de forma definitiva, un fantástico formato cultural como el libro. Es cierto que algunas tecnologías terminan sustituyendo a otras, pero a veces cuesta creer en el fin del libro. Es curioso que sea en su debilitamiento donde unos predicen su extinción y donde otros encontramos un motivo de permanencia. Y, como digo, esto no deja de resultarme curioso porque, aunque es evidente el cambio de paradigma, no creo que éste arrastre necesariamente a la extinción definitiva de lo analógico.

El libro electrónico, la cultura digital y el avance en la digitalización de contenidos, no deberían estar llamados necesariamente a destruir el libro, la cultura analógica y sus archivos, sino más bien a completarlos y ampliar sus límites cartografiando nuevas metodologías y didácticas lectoras. Quizá, uno de los asuntos más cansinos del paradigma digital sea su tendencia a formular las profecías más dramáticas. Sin duda, nos encontramos inmersos en una auténtica revolución cultural, pero puede que al relato apocalíptico del fin del libro le ocurra como al de los mayas, que siempre está por venir.

Anuncios