Herencia de incertidumbre

9. noviembre. 2015 / Lunes

No tengo claro para qué escribo estas páginas. No sabría decir si es porque me entretiene escribirlas o si acaso es para leerlas más tarde.Qué más da. Quizá, no se trate más que de ir anotando algunas ideas, breves recordatorios. Me pregunto si podré decir pasado un tiempo que estas son las palabras que me fueron configurando en el pasado. Si podré comprobar qué parte de ese pasado permanece entonces en el presente. Este registro de escritura continuada es el asidero sólido de estos meses en que todo es frágil, inseguro y vacilante, tan volátil como estas ideas. Todo lo que deja cuanto aquí escribo es herencia de incertidumbre.

 

11. noviembre. 2015 / Miércoles

Últimamente escribo menos que nunca y podría decir que me noto el ánimo flojo y el humor algo sombrío, como apagado. Hay días que son un ejercicio de envejecimiento.

 

12. noviembre. 2015 / Jueves

Quizá sea este miedo a olvidar lo que me lleva a guardar escritas las cosas más livianas que dejan los días. Temo la posibilidad de que un día mire para atrás y no sea capaz de acordarme de nada. Quizá estas anotaciones breves sean lo más parecido a coleccionar, a guardar recuerdos. Como quien acumula monedas o sellos o cuadros o abanicos, cada día voy añadiendo piezas a través de la escritura en este cuaderno. Para Baudrillard la búsqueda constante del coleccionista sería una manera de conjurar la muerte. Escribir también. Es así, escribimos para que el tiempo no nos borre. No del todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: