Un golpe de gracia

dias-aparte

Estos días, al llegar a casa, vuelvo a leer de nuevo algunos de los poemas que integran Días aparte, de José Rubio (Pre-textos). Hay algo en los versos de este poeta casi desconocido que parecen que redimen de la nada con la que el presente a veces se dice a sí mismo. Un autor al margen, pero no en los márgenes. Una poesía clara y limpia que indaga en versos íntimos, elegíacos y celebratorios en una visión machadiana de la temporalidad y la escritura. Así lo sugiere Terraza Costamarga, uno de los poemas centrales del libro:

Esta luz. El dorado / reflejo del aceite. El desayuno. / El silencio. Es temprano. / Se acerca a mí la sombra de una araña / diminuta / por el papel en blanco. / Enfrente el mar sin nadie. / He venido hasta aquí por estar solo, / pero en el fondo pienso en encontrarte. / Y te voy encontrando / poco a poco en mí mismo, / en esta soledad tan arropada / por lo que fuera tuyo, y hoy es sombra / de tu vida. En el aire, /  en la piel de esta luz pasa tu sombra. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: