Momentos de inadvertida felicidad

carreteras-secundarias7. agosto. 2016 / Domingo. Algunas de las escenas que suceden estos días: cuando te despides de alguien con mucha solemnidad y buenos deseos hasta septiembre y resulta que vais en la misma dirección. Cuando llamas al camarero con grandes aspavientos, pero no te llega a ver. Cuando empiezan los días de playa y alguien te dice “se te ve paliducha”. Siempre hay quien te dice “se te ve paliducha”. Francesco Piccolo dice que estas situaciones de discreta infelicidad muchas veces están cerca de la felicidad. Para el autor italiano, basta con tomarlo con una justa dosis de humor. Estoy de acuerdo.

8. agosto. 2016 / Lunes. Tomo la idea de anotar un pequeño inventario hecho de momentos intrascendentes. Como dice Francesco Piccolo, no serían grandes momentos estelares, pero conformarían una sensación apenas palpable de inadvertida felicidad.

9. agosto. 2016 / Martes. Si hay algo fascinante en leer libros prestados es atender a los subrayados, las anotaciones tomadas junto a los párrafos. Leer libros de otros no deja de ser una manera de saber más sobre sus dueños. No sé leer un libro sin un lápiz en la mano, sin subrayar y escribir en los márgenes de los libros. A veces pienso en estas notas discontinuas que aquí escribo como notas al margen, como una especie de marginalia de aquello que pasa cada día desapercibido: pequeños pensamientos, lecturas de libros, citas, reflexiones, divagaciones mínimas, sin pretensiones, que acaso conforman aquello que soy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: