archivo

Archivos Mensuales: noviembre 2016

portman21. noviembre. 2016 / Lunes. Nublado, un poco de lluvia. Un poema de Martine Broda. A la manera de Zagajewski cuido del mundo: leo un poco, escucho algo de música.

23. noviembre. 2016 / Miércoles. Días en que vuelvo a casa triste o disgustada de un trabajo raquítico, que no me deja ser sino cosa caduca. Días en los que apenas no logro escribir nada. Una sola línea. Estos días quedaran mudos.

24. noviembre. 2016 / Jueves. Bioy Casares: “Qué vergüenza quedar mudo, y dejar que los bárbaros hablen”.

26. noviembre. 2016 / Sábado. Un poema de Zagajewski: Sólo en la belleza ajena / hay consuelo, en la música / ajena y en los poemas ajenos. / Sólo en los otros hay salvación, / aunque la soledad sepa como / el opio. No son el infierno los otros, / si se los ve por la mañana, cuando / limpia tienen la frente, lavada por los sueños. / Por eso pienso mucho qué / palabra emplear, él o . Cada él / es una traición a cierto , mas, / en cambio, en un poema ajeno fiel / aguarda un sereno diálogo.

27. noviembre.2016 / Domingo. La hoja, el árbol, una luz cayendo en la ventana. Se trata de velar por el mundo, proyectar una sombra.

roma

07. noviembre. 2016 / Lunes. Me gusta esto de ir a la librería y tomar un libro al azar y volver la cubierta y leer en la solapa la biografía del autor. Me sigue despertando cierta duda aquellas en las que el autor dice haber vivido en no sé cuántos países. El caso es que nunca termino de saber muy bien qué quiere decir con eso. 

08. noviembre. 2016 / Martes. La hora de comer, el alto de la media tarde, el momento de lectura antes de dormir, inscriben en el tiempo una residencia posible cada día. 

10. noviembre. 2016 / Jueves. Le cuento que me gustan las libretas y los cuadernos de escritura, que llegado el caso podría decir que es una adicción. Días atrás en Roma me detuve a tocarlos todos para verlos por dentro. Me gusta olerlos y luego cerrarlos doblándolos ligeramente para oír todas sus hojas al pasar. Mi pobreza me salva de la ruina en las papelerías.

12. noviembre. 2016 / Sábado. Me levanto temprano, con sigilo y cuidado de no despertar a nadie. Está la casa sola durante horas. Me siento como un centinela y un ladrón al mismo tiempo. Dice Carlos Skliar que leer es una soledad que no se devuelve. Suscribo su teoría y sospecho que lo mismo sucede en la escritura.

13. noviembre. 2016 / Domingo. David Le Breton: “el aburrimiento es a veces también una voluptuosidad tranquila, un retiro provisional lejos del frenesí ordinario que nos despierta desamparados y perplejos por la mañana, con las manos vacías y el tiempo lleno de un vago remordimiento por no estar del todo en la tarea”.