En esas ramas

17. marzo. 2017 / Viernes. La línea desnuda del fruto en su rama, que revela su trazo limpio, a la intemperie, que parece decir un callar más hondo, lo frágil que es la vida. Nos detenemos un momento por mirar.

19. marzo. 2017 / Domingo. Tomo un Cercanías hacia Alicante. Qué corto el trayecto de ida y, sin embargo, a la vuelta se me hace eterno. No diría que es el mismo camino. Y no lo es. Regreso en un tren nocturno. El paisaje se ha borrado en la ventanilla, no se extiende, hace la noche, a contraluz en el lenguaje.

26. marzo. 2017 / Sábado. Visita a Sebastian Melmoth, una pequeña tienda, gabinete de curiosidades y rarezas, absolutamente imprescindible en Valencia. Acudimos allí por puro deleite, casi con la excusa de adquirir nuevas libretas donde tomar notas, algún poema. Me quedo prendida de un cuaderno en piel tostada y tapa dura, muy sencillo, casi espartano. Me gusta su cierre con cinta de goma y el detalle de estar formado por dos libretas interiores recambiables, de un papel blanco de cierto gramaje que permite que la tinta no pierda su trazo y no traspase la hoja. Me gusta también su tamaño: once centímetros y medio por diecisiete centímetros y medio. Me gusta tocar sus tapas, su lomo, pasar sus páginas en blanco de cuaderno nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: