El sol ardiente en la cal de las paredes

05. agosto. 2017 / Sábado. El sol ardiente en la cal de las paredes, el polvo denso en los caminos, en las rocas amarillas, el perfil de las lomas al caer la tarde, el azul distante del mar a lo lejos, la extensión ilimitada del mundo que guarda un desierto. Estos días me enseñan sin saberlo a valorar los pequeños triunfos que suceden en nuestra vida privada. La gloria está en poder decir quién soy. 

06. agosto. 2017 / Domingo. ¿Escribes para algo? ¿Tienes algún secreto propósito? No escribo estas notas según un plan preestablecido. No sigo un destino, ninguna intención, ningún propósito. Solo me siento y me dedico a escribir como un ejercicio de escucha y encuentro ante el papel. Recuerdo ahora unos versos de Claudio Rodríguez como un inaudible himno de celebración: “¡Oíd cómo hemos tenido día tras día / tanta pureza al lado nuestro, en casa, / y hemos seguido sordos!”.

09. agosto. 2017 / Miércoles. Me encuentro con esas fotos de los pasaportes en el cajón de una mesita. Algo ajenas y disonantes, paso un buen rato mirándolas, interrogándolas con curiosidad. Siempre pasa lo mismo: el retrato termina por parecerse muy poco al retratado. Para Sergio Pitol ser escritor es precisamente eso, “convertirse en un extraño, en un extranjero”, en una especie de heterónimo que se refiere siempre a nosotros, un doble para que puedan confundirnos con él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: